Esther Díaz

ESTHER DÍAZ

Doctora en filosofía

Principal

Libros

Trayectoria académica

Capítulos de libros

Publicaciones

Medios masivos

Edición vespertina de diario El Litoral del dia sábado 09 de julio de 2005

Ser libres en una sociedad libre
Por Esther Díaz (*)

 Esther Díaz

Una suerte de horror sagrado nos dificulta el enfrentamiento con nosotros mismos. En una sociedad signada por diversión, consumo, impunidad y exclusión, parecería que no hay espacio para reflexionar acerca de nuestro deseo y su confrontación racional con los poderes y las verdades vigentes, que son condición de posibilidad de la ética. Estas preocupaciones teóricas ocuparon las últimas investigaciones de Michel Foucault, para quien la ética es una relación consigo mismo y la política una relación con los demás. La excelencia y la carencia políticas dependen así de la solidez o la debilidad de los principios de regulación moral de los sujetos involucrados.

 

Ahora bien, cabría preguntarse para qué teoría en tiempos aciagos. Se impone responder que en esos tiempos es cuando más urge preguntarnos quiénes somos, para poder dilucidar quiénes quisiéramos llegar a ser. Una vía de acceso es explorar lo privado en función de lo público. Pues si aprendemos a gobernarnos, sabremos interactuar armoniosamente con el otro. Foucault desarrolla esta problemática en “El uso de los placeres”, “La inquietud de sí” y “Las confesiones de la carne” (inédito). Donde analiza distintas tecnologías del yo utilizadas -para construirse como sujeto ético- por griegos clásicos tardíos, romanos imperiales y primeros cristianos. También ellos atravesaban crisis.

 

La decadencia de los imperios, al reducir lo público, suele producir una torsión hacia lo privado. Desde ese lugar se plantea la posibilidad de hacer una obra de arte con la propia vida, ¿acaso no se hace arte con piedras? Ardua tarea sería lograrlo, porque no se trata de copiar modelos del pasado, ni de adherir acríticamente a normas establecidas, sino de crear valores. Al estilo de esos grupos que entrelazaban moral y belleza. El sentido último de una ética estética -como la elaborada por la filosofía de Foucault- es la aspiración de ser libres en una sociedad libre.

 

(*) Autora de “Michel Foucault, los modos de subjetivación”; “La sexualidad y el poder” y “La filosofía de Michel Foucault”  

 

Principal

Libros

Trayectoria académica

Capítulos de libros

Publicaciones

Medios masivos