Esther Díaz

ESTHER DÍAZ

Doctora en filosofía

Principal

Libros

Trayectoria académica

Capítulos de libros

Publicaciones

Medios masivos


ARENDT-HEIDEGGER: LOS SECRETOS DEL AMOR

Esther Díaz

Artículo publicado en Página 12, Buenos Aires, el 4 de diciembre de 2005

 

Hannah ArendtHannah Arendt llegó a sentir las marcas de la exclusión siendo una intelectual floreciente y prometedora. Su familia solía relativizar los inconvenientes de ser judío. Siendo niña, cuando sufría la agresión de algún compañero o la discriminación de ciertos profesores su madre la conminaba a defenderse de los pares y a delegar el enfrentamiento con los superiores, sin otorgar demasiada importancia al asunto. La propia Hannah le confesará a su mentor Kart Jasper que su entorno la había hecho ingenua acerca de la cuestión judía. Pero su condición le resultó agobiante hasta que logró otorgarle dimensión política. Orientó su pensamiento a reflexionar sobre la condición humana y las discriminaciones. Se autoimpuso trabajar, desde el pensamiento y la praxis, en el esclarecimiento del modo de actuar de los totalitarismos. Antes había defendido su tesis doctoral sobre el amor en San Agustín.

Preparando esa tesis conoció a Martin Heidegger. Ella tenía dieciocho años, él treinta y cinco. Casado, padre de dos niños, estaba terminando el manuscrito de Ser y tiempo, el libro que lo elevaría a la categoría de gran filósofo. Martin y Hannah se enamoraron y sobrellevaron durante cuatro años un amor clandestino. La prestigiosa agudeza del profesor y la inteligente vitalidad de la joven constituyeron la argamasa de ese sentimiento enigmático.

Terminó mal, él adhirió al nacionalsocialismo y ella debió exiliarse. El distanciamiento duró veinte años. En 1950 reanudaron la relación y, a pesar de sus discrepancias, continuaron siendo amigos hasta la repentina muerte de Hannah en 1975. Unos meses después murió Heidegger. Él le había dedicado El origen de la obra de arte (1967). Ella inició lo que sería su libro póstumo, La vida del espíritu, con un epígrafe de Heidegger.

Arendt fustigó la ideología que él había aceptado, y ella sufrido. Concibió categorías cruciales para la filosofía y para la defensa de los derechos humanos. La vida espiritual y la vida práctica, la intolerancia y el autoritarismo -entre tantos otros temas que abordó con pasión- quedaron historiados y problematizados en sus escritos insoslayables.  

             Esther Díaz

Principal

Libros

Trayectoria académica

Capítulos de libros

Publicaciones

Medios masivos