Esther Díaz

ESTHER DÍAZ

Doctora en filosofía

Principal

Libros

Trayectoria académica

Capítulos de libros

Publicaciones

Medios masivos

 ANCIANIDAD

La nota que denuncia el maltrato a las personas mayores (Clarín, 26 de abril de 2010) se refiere esta franca etaria de la sociedad con un familiarismo que se está imponiendo entre nosotros y que sería necesario revisar. Me refiero al término “abuelos”. En castellano hay palabras pertinentes para connotar la vejez y se utilizan en dicha nota, pero también se acude a la palabra "abuelos", incluso en el título. Eso revela una improbable confianza y un indudable paternalismo. Por el contrario, lo que necesita el anciano, como cualquier ser humano, es que se lo respete como persona y no se lo rebaje con apelativos aparentemente "cariñosos", pero que en realidad lo están reduciendo al triste y limitado papel de mero apéndice familiar, coartándole -desde el apelativo mismo- su plenitud humana (¿acaso a los jóvenes que no son de la propia familia se les dice "nietos" en lugar "personas jóvenes"?). La gramática no es inocente y con el término “abuelo” -para referirse a quien no es el propio- se reafirma lo mismo que aparenta criticarse. Sería bueno que comenzáramos a analizar nuestro lenguaje para referirnos a las minorías respecto del poder. Pues muchas veces se replica el lenguaje de los maltratadores aunque, en este caso, maquillado de una dudosa ternura y probalbemente con las mejores intenciones.

Esther Díaz

Principal

Libros

Trayectoria académica

Capítulos de libros

Publicaciones

Medios masivos